Regala como sientes, regala cosmética natural

¿Para vosotras qué tiene que tener un regalo para ser un buen regalo? Lo preguntamos porque desde Terai Cosmética creemos que para hacer un buen regalo no solo tenemos que pensar en cumplir con el expediente. No solo tenemos que comprar lo primero que se nos ocurra. Muchas veces la falta de tiempo o la desidia hacen que vayamos a un centro comercial y compremos el primer producto que veamos que posiblemente cumpla con una pequeña necesidad de la persona a la que regalamos. Pero párate y piensa: ¿Ese producto es fiel con tus valores? ¿Es fiel con los valores de la persona a la que regalas? En este artículo que publicamos muy pegado a las navidades os intentaremos trasladar la importancia de regalar pensando en tus valores. Por eso y sin ninguna duda, decimos: regala como sientes, regala Terai Cosmética natural.

    ¿Cómo tiene que ser un regalo para Terai Cosmética?

Está claro que la primera premisa que tiene que cumplir un regalo es que le haga ilusión a la persona a la que se lo regalas. Y ya de sobresaliente sería que también te hiciera ilusión a ti como persona que regala. Pero hay otros valores que para nosotras son esenciales para que un regalo sea perfecto 100%.

    ¿Y tú, regalas como sientes?

  • Ecológico. En la definición de Terai de buen regalo no podía faltar lo de que sea un regalo ecológico. Nosotras nos sentimos así, somos ecológicas. Por eso, creemos que un regalo tiene que respetar el medio ambiente en su uso y también en su elaboración . Es importante que sea un regalo hecho con productos naturales y ecológicos. Y, por supuesto, cuanto menos plástico tenga, mejor.
  • Responsable. No queremos olvidarnos de nuestra alma de artesanas y de nuestro valor como marca de cosmética de autor, en este caso de autora. Nos sentimos responsables con nuestro entorno, con las marcas con nombre y apellido que nos rodean. Por eso, nos parece esencial que cuando compramos un regalo sepamos a quién compramos. Tenemos que ser conscientes de a quién damos el dinero de esa compra.
  • Ético. ¿Habéis oído hablar de la obsolescencia programada? Objetos que se apagan y se rompen en un tiempo ridículo. Un regalo debe durar, tiene que ser pensado para cubrir una necesidad y no romperse para tener que comprar rápidamente otro. Además, en su producción y en su comercialización tiene que respetar todos los derechos laborales de las personas que lo crean, comercializan y distribuyen. Tiene que ser ético con las personas.
  • Reutilizable. Es cierto que todo no dura eternamente, es lógico. Pero un regalo tiene que poder reutilizarse cuando no cumpla con el uso para el que ha sido comprado. Lo ideal es que tenga una segunda vida.

A veces regalar no es fácil. Y por supuesto que regalar con todas estas premisas es mucho más complicado. Pero piénsalo: la sensación de haber hecho un regalo alineado con tus sentimientos y con los de la persona a la que regalas no tiene precio. Regalar como sientes es un doble regalo.

¡Disfruta de estos días de regalos… y no te olvides de regalar como sientes, regala cosmética natural!

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *