El  2017, un año para buscar sensaciones

Materialismo VS espiritualismo

Con el comienzo del nuevo año llegan los buenos propósitos y las nuevas  intenciones. Buscamos cambios que nos hagan mejorar, ser mejores, sentirnos mejor. Algunos persiguen el amor. Otros, en cambio, solo buscan dinero. Y los hay que se conforman con buena salud.

Es la eterna lucha entre el materialismo y el espiritualismo. ¿Qué nos hace más felices lo material o lo sensorial?

 

2017: El año de las sensaciones

Dicen que lo que más se recuerda de un producto es la sensación que produce cuando se usa. De hecho, la publicidad está cargada de ese tipo de mensajes. Una pizza es buena o mala dependiendo de con quién la compartas. Los muebles de una cocina son buenos dependiendo de las conversaciones que tengas con tu familia mientras cenas. Un pulsómetro es bueno o malo dependiendo de la sensación que te produzca hacer deporte.

Pese a vivir en una sociedad puramente material donde triunfa la tecnología, las personas buscan cada vez más lo espiritual. Buscamos sensaciones por encima de la acumulación material. El placer de usar las cosas, la felicidad de compartirlas, la tranquilidad de poder aprovechar el servicio que brindan.

 

¿Qué sensaciones puedes conseguir con Terai Cosmética?

En Terai Cosmética buscamos precisamente estas sensaciones, buscamos su recuerdo imborrable. Lo hacemos con productos naturales, aptos para veganos y de una forma únicamente artesanal. Nos apoyamos en el ayurveda, las flores de Bach y la aromaterapia. En 2017 desde nuestro local en Bilbao vamos a volcar todos nuestros esfuerzos en conseguir ofrecer sensaciones y no solo productos.

  • La calma: la tranquilidad que produce estar en paz con nosotros mismos y con los que nos rodean. Una sensación que ofrecemos a través del agua de manzanilla y de azahar. La calma que produce el aceite de coco y el aceite de avellana. O la que podemos encontrar en hierbas tradicionales como la caléndula y la cola de caballo.
  • La concentración: llegar a niveles altos de concentración es esencial para conseguir nuestros propósitos. Algo que se logra con la manteca de Karité o el aceite de ricino.
  • El positivismo: es una actitud, es quizá lo más importante para conseguir un propósito. Teniendo una buena actitud el objetivo está más cerca. Hierbas tradicionales como la gayuba o el castaño de indias nos ayudan a crear productos que aumentan ese positivismo en nuestro día a día.
  • La energía: nuestras rutinas hacen imprescindible que estemos con las pilas cargadas a todas horas. Existen productos y hierbas como el Ginkgo y el Llantén que nos llenan de vida desde por la mañana.

 

Os deseamos un 2017 cargado de buenas sensaciones y nuevos propósitos cumplidos!!.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *