OBJETIVO: ZERO PLÁSTICO

Supongo que cualquiera es capaz de reconocer el daño irreparable que hace nuestro consumo al planeta. Somos cada uno de nosotros y nosotras las que estamos convirtiendo en inhabitable nuestro entorno. Lo hacemos por muchas razones y con muchas acciones diarias. Pero, sin duda, la utilización de plástico es uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos. No es una cuestión de futuro, es algo del ahora, del presente.

 

Los plásticos toman la tierra

Según un estudio de Greenpeace, cada año llegan a los mares y océanos  el equivalente de basura de hasta 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel. Parafraseando a esta organización, los plásticos han tomado la Tierra. Los mares y océanos son receptores cada año de 12 millones de toneladas de basura.

 

En todos y cada uno de los consumos que realizamos diariamente encontramos plásticos. Los envases son uno de nuestro principal talón de Aquiles. Consideramos que todo tiene que ir envuelto, separado, individualizado… Lo percibimos como más elegante y, eso, es un error. En Amsterdam, se ha creado el primer supermercado con una sección libre de plásticos. Los envases están compuestos por elementos biológicos compostables, y otros materiales tradicionales como vidrio, metal y cartón. Se puede hacer de otra forma.

 

Deducimos, por tanto, que la primera opción siempre es la “R” de reducir. Porque, aparte de los envases, el plástico invade nuestras vidas. Lo encontramos en otros elementos como son los materiales de construcción, el textil de la ropa o los ingredientes de los cosméticos. A nuestra opción Terai cosmética natural, ecológica y libre de plásticos, añadimos otras. Por ejemplo, esta otra alternativa para vivir sin plástico. Un proyecto nacido en Bilbao que vende productos sin plástico.

 

Una botella de plástico tarda 500 años en descomponerse

 Según este estudio de Greenpeace, los componentes que forman los plásticos tardan alrededor de 500 años en descomponerse. Por eso, lo más perjudicial que estamos haciendo con el consumo es la acumulación.

 

Afortunadamente las tecnologías avanzan y mejoran con el paso del tiempo. Y pese a que la inversión en ciencia debe aumentar ya ha habido avances dirigidos a eliminar el plástico del planeta. Una investigadora del CSIC ha descubierto que la oruga de la cera es capaz de biodegradar el polietileno a gran velocidad. El reto ahora es detectar la enzima que usa el gusano y producirla a escala industrial. Es, según esta investigación, un gusano comeplástico.

 

Cosmética natural y ecológica a granel

Las conciencias todavía no se han despertado. En España solo se recicla el 30% del plástico que se consume. Por eso, la idea es continuar fomentando la economía circular. Un modelo que apuesta por la reducción y la reutilización de materiales.

 

En Terai queremos continuar en la senda de responsabilidad con el planeta y con nosotras mismas. También nos hemos apuntado a la reutilización. Por eso, ofrecemos la venta de nuestros productos también a granel. Es una opción ideal para reutilizar envases y para ahorrarnos dinero ya que los productos se abaratan con esta opción. Si necesitáis más info sobre esta opción la podéis conseguir en nuestra web.

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Las celdas obligatorias están marcadas con *