Las flores de Bach y la cosmética natural

En Terai no queremos desmerecer ni menospreciar la obra del gran compositor alemán Johann Sebastian Bach. Es probable que las sensaciones que provoca su música tengan similitudes con las sensaciones derivadas del descubrimiento del otro Bach, del médico inglés Edward Bach. Si Terai tuviera que elegir a uno de los dos genios, se quedaría con el descubridor de los remedios florales de Bach. Las flores de Bach son parte del tridente filosófico de Terai Cosmética, de su base ideológica.

“Tratar al individuo en vez de a la enfermedad”

Los remedios florales de Bach son un conjunto de 38 preparados elaborados a partir de diferentes plantas y flores silvestres procedentes de la región de Gales en Gran Bretaña: avena silvestre, oliva, pino o la propia vid, entre otras. Cada una de ellas está pensada para tratar un trastorno emocional distinto. Básicamente, el Dr. Bach concibió esta filosofía sobre la base de que cualquier problema físico o enfermedad es consecuencia de un desequilibrio o trastorno emocional. Como consecuencia, las flores de Bach se centran en intentar tratar a la persona en vez de a la enfermedad.

Cada uno de los 38 preparados está indicado para cumplir un objetivo concreto: para el que duda de sí mismo, para la persona pesimista, para el que ha perdido la esperanza, para los que sienten una tristeza profunda y repentina… Así hasta 38 sensaciones.

 

Las flores de Bach en Terai

Todos y cada uno de nuestros productos están basados en tres pilares fundamentales: el ayurveda, la aromaterapia y las flores de Bach. Es por eso que nuestras cremas, tónicos o jabones cumplen una segunda función además de la propiamente física. Cada producto lucha contra las sensaciones negativas que diariamente nos rondan.

Además de desintoxicar y purificar las pieles con acné, la crema Inquietud en el Himalaya ayuda a calmarse y a reconciliarse con uno mismo y con el entorno. Otro ejemplo puede ser la crema corporal Alegría que hidrata, nutre y protege la piel además de darte un toque de alegría por las mañanas que te hará sentir más tranquila y tranquilo. Y es que las flores de Bach son ingredientes esenciales de nuestros productos.

Un solo detalle más. Cuando hablemos de nuestro Bach, del de las flores, tenemos que utilizar la pronunciación castellana “ch”. El música, al contrario, se pronuncia con terminación “Baj”.

 

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *