Consejos para reducir la celulitis

Ha llegado el momento de quitarse la ropa, ponerse el bikini y empezar a disfrutar del sol. A muchas de nosotras nos entran las inseguridades y vergüenzas al vernos partes del cuerpo flácidas o con piel denaranja. Pero lo cierto es que el 85% de las mujeres tenemos algún tipo de celulitis.

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo (agua y toxinas) en la capa más profunda de la piel. Aquí se forman unos nódulos de grasa, que al aumentar de tamaño, empujan hacia arriba creando los hoyuelos rugosos. La piel de naranja que vemos en piernas, nalgas, vientres o brazos no es más que el síntoma externo de la celulitis.

Esta afección es debida, sobre todo por los estrógenos, las hormonas femeninas que hace que retengamos más líquidos y acumulemos más grasa en el cuerpo. No obstante, tener una mala circulación sanguínea, sufrir desajustes hormonales (menopausia, embarazo…), seguir una vida sedentaria o llevar una alimentación inadecuada pueden fomentar la aparición de celulitis.

Cómo reducir la celulitis o la piel de naranja

A pesar de que no existe una solución definitiva para acabar con la celulitis, sí que se recomiendan una serie de consejos para prevenirla y minimizar sus secuelas:

  1. Nutrición: evita el exceso de sal en las comidas, que favorece la retención de líquidos e intenta no abusar de los alimentos grasos, las harinas refinadas y los azúcares. Añade frutas, verduras, legumbres y frutos secos crudos a tu dieta.
  1. Hidratación: el agua en el cuerpo activa la circulación lenta de piernas y brazos. Con el calor del verano, recuerda beber 2 litros de agua al día entre liquidos y comidas. Toma líquidos incluso cuando no tengas sed y desde primera hora de la mañana.
  1. Ejercicio: practicar deporte activa la circulación sanguínea del cuerpo y el metabolismo de las células grasas. Haz ejercicio al menos 3 veces por semana o anda 30 minutos al día. Si no tienes tiempo, aprovecha para andar más de camino al trabajo o usa la bici por la ciudad.
  1. Aplícate aceites vegetales: existen tratamientos naturales con gran poder depurativo, capaces de limpiar al organismo y nutrir las capas profundas de la piel. Dentro de la gran farmacia naturalista encontramos, entre otros, el aceite de avellana, rico en omega 9 y vitamina A y E, que estimula la circulación sanguínea y mantiene el buen estado de la piel.

Cuando apliques aceites naturales en la piel, realiza un masaje en sentido ascendente sobre las zonas afectadas, así favorecerás el tránsito de glóbulos rojos.

Con todas estas recomendaciones seguramente no lograrás borrar la celulitis de tu vida, pero sí disminuir sus secuelas más visibles. Y es que cuidando nuestro cuerpo por dentro y por fuera y usando productos naturales, mejorará nuestra salud general y eso se reflejará en el exterior.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *