Por qué utilizar vapor en la limpieza facial

Uno de los pasos básicos de cualquier ritual de belleza diario para el cuidado de la piel es la limpieza facial. Normalmente es un ritual que hacemos antes de ir a dormir. Diariamente podemos utilizar, antes del tónico o la crema hidratanteun limpiador para mantener sanos los poros de nuestra piel. Es recomendable, sobre todo, en mujeres que se maquillan diariamente. Es muy poco recomendable irse a la cama sin eliminar el maquillaje diario. ¡Advertencia! Aunque la pereza te persiga, no cedas. Elimina el maquillaje de tu piel, por salud. 

Pero si hablamos de un cuidado especial de la piel, existen rituales especiales para hacer de vez en cuando. Y es que es esencial para que nuestra piel no sufra un envejecimiento prematuro una limpieza facial exhaustiva. En este post os vamos a explicar qué pasos seguir para llevar a cabo una limpieza profesional en nuestra propia casa.  

 

Limpieza facial: vapor para abrir el poro 

  1.  Agua y jabón. Realizar el tratamiento sobre una piel limpia es algo obligatorio para evitar posibles contaminaciones de bacterias. Por supuesto, hazlo con un jabón espumoso natural rico en aceites esenciales. Nuestro jabón Conexión es una gran opción.  
  2. Vapor. El vapor de agua es ideal para abrir los poros. Y abrir los poros es necesario para que los productos que utilizaremos a continuación sean más eficaces. Se pueden hacer vahos con vapor de agua sola o añadirle eucalipto o aceite esencial de manzanilla para mejorar las sensaciones.  Este paso no es recomendable si tienes el cutis sensible y/o rosácea.
  3. Exfoliante. Aquí tenemos la obligación de hablar de una de las joyas de la corona de terai cosmética natural, nuestro exfoliante Pureza Mágica que ha sido uno de nuestros top ventas. Exfoliante de grano fino perfecto para exfoliar y nutrir la piel de una forma saludable. Evita echar el producto en la zona del contorno de ojos y en los labios. Sin embargo, debes esforzarte más en la zona de la frente, nariz y barbilla. Con el exfoliante se provoca que se muevan las células muertas, los puntos negros y los granitos.  
  4. Eliminar puntos negros y granos. Hay que utilizar algodones y gasas y nunca provocar sangre. Aunque te apetezca, no insistas con los puntos negros o granos que se resistan. 
  5. Hidratación. Acaba esta limpieza casera con una buena crema hidratante. En nuestra tienda online hay muchas cremas hidratantes para los diferentes tipos de piel. Elige la tuya.  

 

Este proceso es un básico para una correcta salud de nuestra piel. Recuerda que podemos hacer lo mismo con el resto del cuerpo. Sustituye los vapores por un baño caliente. Comparte con nosotras tus trucos. 

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *