¿Cosmética Natural contra las estrías?

Las estrías son cicatrices que se producen en la capa más profunda de la piel. Concretamente se producen por debajo de la dermis a consecuencia de un estiramiento brusco de la piel. Cuando se crean tienen un color rosáceo o morado pero después se vuelven rojizas y terminan siendo blancas.

 

Entre el 50% y el 90% de las mujeres embarazadas sufren estrías

 Las más afectadas por las estrías son las mujeres. Son las que, a lo largo de su vida, sufren cambios más bruscos de volumen en su cuerpo. Los tres momentos que nos gustaría destacar son la adolescencia, el embarazo y la menopausia. Los hombres también pueden sufrir estrías con cambios repentinos de peso o de talla.

Bien sea en hombres o mujeres, la piel se estira para adaptarse a los cambios de volumen corporal. La piel es muy elástica pero estos cambios bruscos alteran la producción de colágeno, la proteína que da elasticidad a la piel. Así, las fibras menos elásticas se rompen y producen las estrías.

Es obvio que los muslos, los senos, las caderas, las nalgas o el abdomen son los lugares más habituales donde aparecen estrías. Cuando se están formando provocan picazón o sensación de quemazón.  Son marcas alargadas y con arrugas, muy parecidas a las cicatrices.

 

Crema natural: la mejor prevención

Lo primero que debemos puntualizar es que las estrías son un problema únicamente estético y no médico. El tratamiento es bastante complicado y no está claro que funcione. Algunos estudios aseguran que existen tratamientos más eficaces cuando la estría está en sus primeras fases, cuando es rojiza. De todas formas, hay que tener claro que es prácticamente imposible eliminar completamente las estrías sin ayuda de un cirujano plástico.

Lo que sí está demostrado es que se puede prevenir la aparición de estrías. Los masajes ayudan a incrementar el flujo sanguíneo, también las duchas de agua caliente y fría. Estas acciones ayudan a tener una piel firme y a activar la circulación.

Asimismo, es esencial una buena hidratación de la piel con crema ecológica y natural. Una opción interesante es nuestro aceite OHM, un aceite natural de masaje. Tiene una elevada cantidad de aceite de albaricoque, un aceite muy rico en vitamina A. Tiene beneficiosas cualidades como tónico, nutritivo, suavizante, revitalizante y calmante. El aceite de avellana es rico en omega 9 y vitamina A y E y es estimulante de la circulación. Por último, la flor de caléndula y el aceite de almendras son perfectos para proteger pieles agrietadas y enrojecidas.

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Las celdas obligatorias están marcadas con *