Árbol del té, un clásico de la cosmética natural

Si nos ponemos a hacer un listado de imprescindibles en nuestro botiquín de emergencias casero, es probable que coincidamos. Coincidiremos en muchas productos básicos que tiene que haber en todos los hogares. Pero como ya has leído el título de este post, no voy a darle más vueltas. El aceite esencial del árbol del té es uno de esos que no puede faltar.

 

Aunque su nombre lo indique, el Árbol del Té no tiene nada que ver con la planta de té que relacionamos con las infusiones. El Árbol del Té es un arbusto que proviene de Australia al que se le atribuyen propiedades antisépticas, antifúngicas, antibióticas o cicatrizantes. ¡Pero vayamos por partes!

 

¿Por qué Árbol del Té si no es té?

El navegante, explorador y cartógrafo británico James Cook (1728-1779) realizó varios viajes por el océano Pacífico. Entre ellos, llegó hasta Australia. Allí su tripulación utilizó el Árbol del Té para realizar infusiones en sustitución de la planta de té tan utilizada en Gran Bretaña. Es una de las razones por las que esta planta ha adquirido este nombre.

 

En esos viajes Cook y su tripulación ya observaron cómo los aborígenes australianos utilizaban las hojas del Árbol del Té para preparar cataplasmas. Los utilizaban para aplicar en heridas y evitar así infecciones.

 

            Aceite esencial del Árbol del Té

Podríamos llamarle el aceite de los mil usos. El aceite esencial del árbol del té tiene infinidad de usos debido a los beneficios y a la potencia de sus propiedades. A continuación vamos a detallar, a través de la forma de uso, los beneficios de este aceite.

 

  • Aplicación pura del aceite del árbol del té: es ideal para aplicar utilizando bastoncillos sobre verrugas, granos o herpes labial. También se puede utilizar sobre la inflamación de los sabañones y los callos. En las quemaduras, heridas, cortes o arañazos es bueno aplicar aceite esencial puro sobre la zona 3 veces al día para evitar que salgan ampollas. También acelera el proceso de curación, evita la infección y reduce el dolor. En el pie también es ideal utilizarlo 3 veces al día para combatir la infección fúngica del pie de atleta. Asimismo en las picaduras de insectos o para prevenirlas es beneficiosa la aplicación de aceite de árbol del té puro. Así como para aplicar sobre garrapatas o sanguijuelas. En 15 minutos se habrán caído. Los hongos de las uñas de pies y manos se pueden tratar con este aceite.

 

  • Aplicar una compresa húmeda con árbol del té para los moretones ayuda a acelerar la recuperación y a bajar la inflamación.

 

  • Hacer vahos con árbol del té para la bronquitis o la gripe es beneficioso porque calma la tos, elimina las mucosidades y evita la infección.

 

  • Hacer gárgaras con árbol del té para dolores de garganta calma la irritación y previene la infección y la inflamación. Las gárgaras también son ideales para la gingivitis porque evita el sangrado de las encías o para la halitosis.

 

  • Usar un champú con aceite esencial es ideal para evitar la caspa y para combatir los piojos. También evita la sequedad del pelo, la grasa y el picor de cabeza.

2 Comentarios

  • Candi Posted 21 marzo, 2018 9:47 pm

    Muy interesante, felicidades.

    • Veronica Garcia Posted 22 marzo, 2018 11:51 am

      ¡Muchas gracias Candi!

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Las celdas obligatorias están marcadas con *